Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

La fruta del dragón: propiedades, usos y beneficios de su consumo

La pitaya o fruta del dragón son nombres de una fruta de diversas especies del género Hylocereus de la familia Cactacea. Su cultivo es originario de América Central y El Caribe, aunque ya se ha extendido a otras partes del mundo y es consumida en muchos países asiáticos como Malasia, Filipinas, Vietnam, Tailandia o Taiwán. 

Si su nombre ya te parece curioso, te gustará saber que esta fruta también se puede nombrar como fruta de la perla del dragón o pera de fresa y, además, podemos encontrarla de diferentes colores.

En los últimos años, la pitaya o fruta del dragón ha llamado la atención de muchos investigadores debido a su enorme potencial terapéutico. Ésta es rica en varios componentes fitoquímicos que poseen propiedades farmacológicas muy interesantes.

propiedades de la fruta del dragón

Según su variedad, la pitaya o fruta del dragón se puede distinguir en función del color de la piel y la pulpa en estos tres tipos:

  1. Hylocereus undatus— Piel roja y pulpa blanca
  2. Hylocereus polyrhizus— Piel roja y pulpa roja
  3. Hylocereus megalanthus— Piel amarilla y pulpa blanca

Esta fruta es rica en fitoconstituyentes (sustancias presentes, de manera natural, en los vegetales y que ayudan a prevenir numerosas enfermedades, especialmente las de tipo degenerativo) que se pueden extraer de su fruto, flor y tallo, principalmente. Estos fitoconstituyentes son mayormente fenoles, esteroles, flavonoides, ácidos grasos y tocoferol que le otorgan propiedades antioxidantes y antimicrobianas así como actividad antidiabética y nutracéutica.

usos y beneficios de su consumo

Como hemos visto anteriormente, la pitaya o fruta del dragón, contiene una variedad de compuestos que le aporta una serie de beneficios especialmente interesantes para su uso a nivel terapéutico y farmacológico. 

Aunque no se destaca precisamente por su sabor exótico, su consumo resulta bastante interesante debido a sus numerosos beneficios. Si bien se utiliza para algunas aplicaciones tradicionales conocidas, se está realizando una extensa investigación para explorar nuevos beneficios terapéuticos de esta fruta:

  • Actividad antioxidante: existen varios compuestos que pueden ser los causantes del estrés oxidativo en el cuerpo humano aumentando, de esta manera, el riesgo de padecer enfermedades degenerativas como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares o la enfermedad de Alzheimer. Los compuestos fenólicos junto con la vitamina C, la vitamina E, los carotenos y la betacianina presentes en la fruta del dragón hacen que ésta posea unas excelentes propiedades antioxidantes.
  • Actividad antimicrobiana: algunas enfermedades infecciosas responden a muy pocos o, a veces, a ninguno de los medicamentos disponibles. El desarrollo de nuevos agentes antimicrobianos puede combatir este problema. Los agentes antimicrobianos de origen natural pueden ser de gran importancia teniendo en cuenta la resistencia al tratamiento y el coste de los medicamentos sintéticos. En este sentido, hay estudios que demuestran la efectividad de la pitaya, usando su extracto, contra microorganismos como E.coli o Staphylococcus aureus, entre otros. Incluso, hay autores que han establecido una relación positiva entre la betacianina presente en esta fruta y la inhibición del virus del dengue.

  • Actividad anticancerosa: varios estudios han demostrado el efecto beneficioso de los flavonoides presentes en la pitaya en determinados tipos de cáncer: de próstata, cáncer de mama y cáncer gástrico.
  • Actividad antidiabética: varias publicaciones han demostrado que el consumo de pitaya mantiene un buen control de los niveles de glucosa en sangre y mantiene un buen perfil lipídico en pacientes con Diabetes Mellitus Tipo II. Por lo que el consumo de ésta sería efectivo no sólo para prevenir y tratar esta patología, sino también en el manejo de las complicaciones que pueda ocasionar.
  • Uso como nutracéutico: un compuesto nutracéutico se puede definir como un suplemento dietético, presentado en una matriz no alimenticia (píldoras, cápsulas, polvo, etc.), de una sustancia natural bioactiva concentrada presente usualmente en los alimentos (en la pitaya, en este caso) y que, tomada en dosis superior a la existente en esos alimentos, tiene un efecto favorable sobre la salud, mayor que el que podría tener el alimento normal.

Por todas estas razones, podemos considerar que la fruta del dragón podría ser uno de los remedios naturales con potencial para prevenir o combatir determinadas enfermedades.

¿Habías probado ya la fruta del dragón? 🙂

 

 

Fuentes:

Joshi, M., Prabhakar, B., Phytoconstituents and pharmaco-therapeutic benefits of pitaya: A wonder fruit. Jour. Food of Bioch. 2020

 

 

 

 

 

 

Leave a comment

× CHAT ONLINE